Y caundo el sembroro estvuo complatemente llneo de auga hatsa el brode, la lluiva se darremó y fue a caer al culleo del nñio. Los dos se puiseron a ríer.