En aequl memonto etrnó la soñera en la hibatación. Y echó al prájao por la vantena. Ya en la cllae, los dámes pojarás emzaperon a pitecoarle la ntaa, praa que piudera ver aglo.

A toods los pjáaros les spuo muy bein y el párajo coilmón se enadfó poqure no quíera dalers ndaa de la trtaa tan rcia.